Guía: Cómo empezar a invertir Online en el Mercado Financiero

¿Quieres invertir en bolsa y no sabes cómo empezar? Esta guía de En tu Idioma te entrega los conocimientos básicos para que des tus primeros pasos en la inversión en bolsa a través de una corredora online.


Te explicamos cómo funciona esta forma de inversión: su conveniencia y beneficios, los pasos que debes seguir y lo que necesitas tener para acceder a un servicio de corretaje en bolsa digital, así como las principales diferencias con las corredoras tradicionales.

Asimismo, profundizamos sobre tus responsabilidades como inversionista online, la importancia de que conozcas tu perfil de riesgo, y un glosario de conceptos clave para que te manejes en el tema.

¡A invertir, entonces!

Aprende sobre qué es y por qué conviene invertir en bolsa con una corredora online

por que invertir con corredora online

¿Cuál es la principal diferencia entre la inversión online en bolsa y la tradicional?

Tradicionalmente, para invertir en bolsa, el rol del intermediario recaía en una corredora de bolsa  y la gestión estaba a cargo de un ejecutivo que recibía en persona o por teléfono la orden de comprar o vender de parte de su cliente.

Este servicio presencial sigue vigente y es ampliamente usado por inversionistas de todo tipo. Sin embargo, con las nuevas tecnologías y la demanda de los consumidores por servicios a través de Internet, el acceso a la inversión en Bolsa se volvió digital. El principal cambio, entonces, es que la operación pasó a manos directas del cliente.

Actualmente, el inversionista sólo debe abrir una cuenta en una corredora y, mediante un software especialmente diseñado para este fin, puede comprar o vender sus activos financieros sin necesidad de pedirle a un tercero que lo haga, todo en tiempo real y directamente en los sistemas de la Bolsa de Comercio, lo que se llama DMA (Direct Market Acces).

Este cambio y apertura en la modalidad de inversión ayudó a que los gastos de administración sean más bajos, ya que no incluyen el pago por a gestión del asesor financiero. Sí incluye comisiones de operación por el monto transado (el total de ventas y compras del día) y costos de facturación.

 

¿Cuáles son los beneficios de la inversión online?

La principal conveniencia de invertir online es que abre las puertas del mercado bursátil a una mayor cantidad de personas, gracias al apoyo de las tecnologías.

Entre sus otros beneficios destacan:

  • Abre oportunidades de inversión para ahorro
  • Agiliza la velocidad de las transacciones
  • Flexibiliza la gestión del dinero destinado a inversión
  • Personaliza la administración de los activos
  • Abarata los costos de operar 
  • Incrementa responsabilidad del inversionista
  • Aumenta la necesidad de contar con un plan financiero sólido

Ahora bien, en la práctica el cliente también puede dejar que un profesional de las finanzas gestione sus inversiones, permitiendo a este experto tener acceso a su cuenta online. Esto conlleva responsabilidades y riesgos que debes definir y conocer de antemano.

 

¿Por qué conviene invertir online?

Es el método más conveniente porque te da más control sobre tu dinero independientemente del fin; ya sea invertir para ahorrar, generar ganancias, o proteger tu dinero.

También los costos son más bajos, es más rápido y fácil de usar gracias a la tecnología, y reduce la posibilidad de potenciales conflictos de interés que podría tener un intermediario financiero.

¿Es la inversión online para todo inversionista?

Toda persona que cuente con los requisitos mínimos que establezca cada institución, puede abrir una cuenta online. Tan sólo necesitas una buena conexión a Internet y un buen dispositivo digital para gestionar sus operaciones (smartphone, tablet o computador personal).

Si bien invertir puede ser para cualquiera, debes considerar que no cualquier producto se ajusta a todo tipo de inversionista.

 

Conclusión

Gracias a las nuevas tecnologías e inmediatez de la información, mayor cantidad de personas pueden acceder a invertir en bolsa a través de una corredora de bolsa online.

A diferencia de operar en una corredora de bolsa tradicional, en una corredora de bolsa online debes estudiar tus inversiones con mayor dedicación. Si bien puedes siempre consultar informes de mercado disponibles o contratar los servicios de un asesor financiero externo, la toma de decisiones finalmente estará siempre en tus manos

Las 11 diferencias entre invertir online y hacerlo de la manera tradicional

inversion tradicional versus online

Gracias a la aparición de nuevas tecnologías y al acceso que entrega Internet, cada vez más inversionistas se están interesando en las inversiones en línea. Sin embargo hay quienes prefieren invertir de manera tradicional y a continuación te comentamos las principales diferencias entre estas dos alternativas.

¿En qué se diferencia invertir en bolsa online y la manera tradicional?

La principal diferencia entre ambas alternativas de inversión está en la forma en que se realizan las operaciones de compra y venta de activos financieros. En la siguiente tabla te presentamos algunas de las diferencias de operar entre ambas alternativas. 

 

A continuación, te explicamos otras 11 diferencias entre ambos servicios:

Temas

Inversión online

Inversión tradicional

Disponibilidad ejecución de información visible del mercado

Precios y volúmenes de compra y venta en línea

Ninguna

Lugar

Pago web a través de PC o dispositivo móvil

Oficina física

Canal de ingreso de órdenes

Plataforma transaccional web o aplicación móvil

Teléfono, e-mail o presencial

Horario de ingreso de órdenes

Continuado

Horario de oficina

Quién ingresa la orden

Inversionista

Operador de bolsa

Modo de ingreso de órdenes

Acceso directo al mercado bursatil de forma online

Inversionista contacta a su asesor de inversiones, el cual ingresa la orden

Disponibilidad de ejecución de órdenes

Disponibilidad web que depende de la infraestructura tecnológica del intermediario (fluctúa entre 97 y 99%)

Depende de la contactabilidad del ejecutivo de inversiones.

Entrenamiento y Conocimiento

Informes web, vídeos, cursos y estudios

Informes y asesoría presencial del ejecutivo de inversiones

Disponibilidad información de movimientos, cartolas y cuenta Acceso en tiempo real y en línea Cartola mensual

Información de mercado

Acceso en tiempo real y en línea

Cartola mensual

Contabilidad

Inversionista es su propio ejecutivo

Depende del ejecutivo

     

 

Conclusión

Invertir a través de una corredora de bolsa online flexibiliza y facilita aspectos como horarios, tiempos de ejecución, y acceso a información de mercado, en comparación con el formato tradicional. En tanto, a través del corretaje presencial los inversionistas a cuentan con un ejecutivo encargado de brindar asesoría y guiarlo en la toma de sus decisiones.

Por esta razón, no existe la corredora de bolsa perfecta para todos. La elección de elegir dependerá del grado de dependencia que tenga un inversionista con su asesor de inversiones y del grado de apoyo que requiera para tomar una decisión de inversión.

Comienza a invertir a través de una corredora de bolsa online manejando estos términos al revés y derecho

terminos y conceptos de inversion

Invertir en bolsa significa más que sólo tener el capital para hacerlo. Debes tener claro de qué se trata y cómo funciona esta práctica de generación de capital. Y para lograrlo, comienza manejando al revés y al derecho sus conceptos financieros más importantes.

 

Términos clave que debes conocer para facilitar tu inversión en bolsa.

Activo financiero

Un activo financiero es un instrumento financiero que otorga a su comprador el derecho a recibir ingresos futuros por parte del vendedor, es decir, es un derecho sobre los activos reales del emisor y el efectivo que generen. Pueden ser emitidas por cualquier unidad económica (empresa, Gobierno, etc.).

 

Acción

Corresponde a una unidad de derecho o capital social que tiene un inversionista que adquiere un porcentaje de la propiedad de una empresa tanto abierta a bolsa como cerrada.

 

Accionista

El propietario de una acción es conocido como accionista. Cada accionista recibe el número de títulos de capital social que le corresponde según el dinero que invirtió y el tipo de acción.

 

Ahorro Previsional Voluntario (APV)

Es un mecanismo de ahorro que permite a las personas dependientes e independientes ahorrar por sobre lo que cotizan de forma obligatoria en su cuenta de AFP. Esto permite mejorar el monto final de la pensión de acuerdo con la capacidad de ahorro adicional de la persona.

 

Bolsa de Valores

Es el espacio físico o virtual donde ocurre la compra y venta de valores como acciones, bonos y otros instrumentos de inversión. Forma parte del mercado de valores y también es conocida como bolsa de comercio. En Chile actualmente existen dos: la Bolsa de Santiago y la Bolsa Electrónica de Chile.

 

Bonos

Los bonos son instrumentos de deuda emitidos por sociedades anónimas e instituciones públicas, estados, gobiernos y municipios, para obtener recursos directamente del mercado de valores. Un inversionista sólo puede adquirir participación en bonos de un gobierno o una compañía a través de un ente intermediario, como administradora de fondos mutuos o corredora de bolsa.

 

Corredora de bolsa

Es una entidad intermediaria cuya función principal es el corretaje de valores. El formato tradicional es una empresa con oficinas físicas donde el inversionista acude personalmente para abrir una cuenta de inversiones. El rol de una corredora de bolsa puede ser custodiar, administrar e intermediar instrumentos de oferta pública. Una corredora de bolsa también puede  asesorar en materia de inversiones.

 

Depósito a plazo

Como explica la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF), corresponden a instrumentos de ahorro que alojan sumas de dinero entregadas a una institución financiera, con el propósito de generar intereses en un período de tiempo determinado. Los hay a plazo fijo, a plazo renovable y a plazo indefinido.

 

Emisión

Corresponde al proceso de oferta de los valores, acciones o deuda, de una compañía o entidad estatal.Cuando una empresa abre parte de su propiedad en bolsa, emite acciones de oferta pública para que puedan ser adquiridas por todo tipo de personas. Si en cambio la operación es privada, ésta no puede estar dirigida al público en general y debe estar dirigida sólo a un grupo específico de inversionistas. La ley que regula la oferta pública de valores en Chile es la Ley de Mercado de Valores o “Ley 18.045”. 

 

Especulación

Es la práctica de sacar provecho de las variaciones a corto o medio plazo del valor de un activo financiero que cotiza en bolsa (monedas, acciones, bonos, etcétera.) sin tener en cuenta el valor fundamental detrás del activo financiero.

 

Fondos Mutuos

Instrumento de inversión que reúne un conjunto de activos, ya sea acciones o bonos de gobierno, bancarios o de empresas y que ofrece al titular un mayor grado de diversificación que invertir de manera directa en pocos activos financiero. Como explica la Asociación de Fondos Mutuos (AFFMM), los fondos reciben aportes en dinero de un grupo de personas o empresas que tienen similares objetivos, en este caso de inversión, en un fondo común. Este dinero es administrado por un equipo de profesionales, quienes invierten en instrumentos financieros de distintos países, sectores y en distintas monedas y así componen una cartera diversificada de activos.

 

Índice bursátil

Esta métrica virtual mide y evidencia las variaciones de precios (rentabilidad) de las acciones inscritas en una bolsa de comercio. Por lo general, las bolsas están a cargo de su creación (como el IPSA en Chile y el Bovespa en Brasil), pero también existen índices de empresas financieras privadas (Standard & Poor’s y Nasdaq, por ejemplo) Su línea base es el patrimonio bursátil (valor en bolsa) de las empresas que cotizan en bolsa. Hay índices que son generales (el IGPA en Chile) y otros segmentados por rubros y subsectores (como los del grupo financiero Morgan Stanley).

 

Liquidéz

Es la facilidad con que un activo financiero puede transformarse en dinero, es decir, con la que un inversionista puede comprar o vender este valor y obtener dinero a cambio. Es una medida para clasificar el atractivo de un título.

 

Mercado de valores

Es el lugar presencial y virtual donde inversionistas y empresas emisoras de valores confluyen para comprar y vender activos y obtener rentabilidad. Como explica la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), ambos grupos negocian valores tales como acciones, bonos y fondos mutuos, a través de intermediarios (agentes, corredores y bolsas de valores).

 

Portafolio de inversión

Es el conjunto de activos e instrumentos financieros que son propiedad de un inversionista, sea una persona o una entidad.

Los pasos básicos a seguir para invertir en bolsa en Chile con una corredora online

pasos para invertir con corredora online chile

Invertir en bolsa, a través de  una corredora online te abre las puertas del mercado bursátil con el apoyo de la tecnología. Esta oportunidad trae consigo una gran responsabilidad, ya que la toma de decisión y el acto de invertir quedan en tus manos.

 

Si crees que invertir online es para ti, te recomendamos conocer tus fortalezas y debilidades como inversionista para tomar tus decisiones de inversión de mejor manera, evitando que las emociones, suposiciones o rumores influyan. Por eso, te invitamos a tomar en cuentos estos pasos básicos:

1. Conócete como inversionista

Existen cinco tipos de perfiles de riesgo y si te identificas con más de uno, es normal. Por lo general, las personas exhiben rasgos de más de un perfil, dependiendo de sus objetivos de inversión. Estos son:

  • Conservador

Privilegias la seguridad de tus inversiones y prefieres invertir en instrumentos que proporcionan una rentabilidad estable, y menor en el largo plazo.

  • Moderado

Prefieres asegurar tu inversión, invirtiendo la mayor parte de tus recursos en instrumentos que proporcionan una rentabilidad estable. Priorizas invertir un monto menor en instrumentos que te pueden reportar mayor rentabilidad.

  • Balanceado

Orientado a inversionistas con perfil de riesgo balanceado que mantiene un nivel proporcionado entre cautela y cierto nivel de riesgo, cuyo interés contempla invertir en instrumentos de deuda en conjunto a participación máxima de 50% en instrumentos de capitalización.

  • Crecimiento

Orientado a inversionistas con perfil de riesgo que buscan crecimiento o rentabilidad pero aún mantienen cierto nivel de cautela, cuyo interés contemple invertir en instrumentos de deuda en conjunto a participación máxima de 65% en instrumentos de capitalización.

  • Agresivo

Eres una persona dispuesta a asumir grandes variaciones, propias del mercado, en el valor de tus inversiones, pero esperas compensar dicho riesgo con mayores niveles de rentabilidad en el largo plazo.

Si deseas conocer más sobre los perfiles de riesgo, consulta esta guía de la Bolsa de Comercio de Santiago.

2. Define en qué instrumentos invertirás 

Al tener claro tu perfil de riesgo, inmediatamente sabrás qué instrumento de inversión e se ajusta mejor a tu tipo de inversionista

El mercado bursátil chileno ofrece un amplio abanico de posibilidades, las cuales podemos dividir entre herramientas de inversión indirecta o directa.

En el primer caso, el inversionista aporta su dinero a un vehículo de inversión que recibe dinero de varios y aportantes, e invierte de manera continua, lo que ofrece alguna diversificación. Los Fondos Mutuos y fondos de inversión son los mejores ejemplos.

En el segundo, el inversionista compra directamente los títulos de un determinado instrumento, convirtiéndose en su propietario. Nos referimos a acciones, bonos, derivados, depósitos a plazo, etcétera.

Un elemento a destacar del mercado chileno, y en particular de las acciones, es que algunas de ellas tienen lo que se denomina presencia bursátil. La importancia de la presencia bursátil radica en dos puntos fundamentales. El primero tiene que ver con la liquidez del instrumento, es decir, mientras más alta sea su presencia bursátil, mayor será la facilidad para comprarlo o venderlo. Lo segundo, existe un beneficio tributario que considera ingreso no renta al mayor valor obtenido de la enajenación de acciones con presencia bursátil.

3. Define un plan financiero y mantente firme a este

Es el paso que más cuesta dar. Si el inversionista no tiene claridad sobre su plan financiero, por lo general elige los instrumentos de inversión equivocados y no planifica adecuadamente. Esto le perjudica directamente, sobre todo si elige la compra directa de valores justo en un período de bajas, tomándolo desprevenido.

Un plan financiero evita que el inversionista se lleve malos ratos y sorpresas. Esta planificación considera aspectos claves que van desde los factores riesgo y diversificación que guían las decisiones, el monto total disponible para la inversión, el nivel de ganancias y pérdidas que la persona está dispuesta a soportar y el horizonte de inversión.

En cuanto al dinero para comenzar a invertir, no existe un monto exacto ni idóneo. Puede ser desde $5 mil en caso de que decida comenzar por fondos mutuos, hasta millones de pesos si opta por acciones o fondos de inversión.

 

4. Cotiza intermediarios de valores autorizados

No te dejes llevar por el consejo de un amigo, o una publicidad rimbombante. Elige siempre un intermediario de valores que esté inscrito en el Registro de Corredores de Bolsa y Agentes de Valores regulados por la CMF (listado completo aquí) y considera el respaldo de la entidad en la que inviertesRevisa el listado aquí.

Si el tipo de inversión que deseas tomar es indirecta, puedes depositar tu dinero en depósitos a plazo o fondos mutuos con o sin una corredora de bolsa. Por lo general los bancos y aseguradoras también ofrecen alternativas para acceder a estas opciones.

Cuando se trata de comprar directamente valores que se transan en bolsa, como acciones, bonos u otros instrumentos de oferta pública, debes realizarlo a través de una corredora de bolsa inscrita en la CMF.

 

5. Aclara los costos de administración por realizar transacciones

Es un aspecto crucial de la estrategia de inversión, pero aun así muchos inversionistas olvidan considerar estos gastos en sus planes financieros.

Los intermediarios que administran inversiones directas cobran por custodiar y realizar las negociaciones de compra y venta de un valor. Estos pagos pueden incluir:

  • Comisión del corredor 

  • Derechos de Bolsa

  • Impuesto al Valor Agregado (IVA)

  • Costo de Mantención o Custodia

    Debes comprender además que los instrumentos de inversión indirecta como Fondos Mutuos o los Fondos de Inversión cobran comisiones que se descuentan directamente del fondo. Esto significa que aún que tú no veas un cobro directo a tu cuenta de inversión, la administradora de estos instrumentos descuenta directamente del fondo comisiones por administración o por desempeño, lo que impacta directamente en la rentabilidad del valor cuota de estas inversiones. A modo simple, cuando la administradora realiza un cobro de comisión por un fondo que administra, el precio de ese título cae para reflejar el cobro de dicha comisión.

 

6. Infórmate sobre la regulación del mercado de valores

¿Quién fiscaliza a las corredoras de bolsa online y tradicionales? El organismo estatal que tienen la facultad de fiscalizar a las corredoras de bolsa es la CMF quien: 

  • Exige la entrega de información periódica de carácter legal, financiera y contable de los intermediarios.

  • Controla el cumplimiento de los requisitos patrimoniales, de liquidez y solvencia, medidos a través de indicadores financieros.

  • Monitorea las operaciones realizadas en bolsa y fuera de bolsa por los corredores y agentes de valores para que cumplan la normativa vigente, entre otras acciones que son necesarias para el correcto funcionamiento del mercado de valores.

Accede aquí a todos los documentos con las leyes y reglamentos que regulan el mercado de valores chileno.

Además de la CMF, las Bolsas de Valores fiscalizan de manera continua a las corredoras de bolsa a través de auditorías de carácter inmediato, las que tienen la finalidad de detectar oportunidades de mejora o bien detectar irregularidades en su funcionamiento.

 

7. Comienza a operar y arma un portafolio de inversión

Antes de hacer la primera transacción, asegúrate de preguntar y responder las preguntas correctas. Según la Bolsa de Santiago, éstas son:

  • ¿Cómo se ajustan los instrumentos que elegí a mis objetivos de inversión?

  • ¿Por qué razones debiera invertir o vender un instrumento?

  • ¿Cuáles son los riesgos específicos si invierto en un instrumento?

Si te quieres asegurar que tomaste una buena decisión de inversión, guíate por este manual de preguntas de la CMF.

Finalmente, pero no menos importante, es no descuidar tu inversión.. Aprovecha la facilidad que las tecnologías ofrecen hoy para hacer seguimiento de tus inversiones, sobre todo si operas a través de una corredora de bolsa online.

Así, monitorea de cerca el comportamiento de tu inversión a través de plataformas web y apps que te entreguen información real, en línea e inmediata sobre el movimiento de los valores e instrumentos que conforman tu portafolio.

Para la Bolsa de Comercio estar al tanto de los valores en comparación con niveles pasados y con otros papeles del sector, es un dato aspecto básico para el inversionista.

Los 4 primeros pasos para operar con una corredora de bolsa online

pasos para operar con corredora de bolsa online

 

Si ya tomaste la decisión de invertir en bolsa, ¡felicitaciones! Estás dando un gran paso para lograr tu independencia financiera y aprovechar las oportunidades que el mercado de valores ofrece para generar ingresos adicionales.

Ahora solo debes poner manos a la obra. Esta  etapa también tiene un conjunto de pasos básicos que te recomendamos seguir para que tengas un buen comienzo.

 

1. Abrir una cuenta

Cada corredora de bolsa tiene sus requisitos. Por lo general, en el caso de una corredora online éstos son similares entre sí y muy parecidos a los que pide el corretaje tradicional.

Aunque sí hay una gran diferencia: los procesos de aprobación para abrir una cuenta en una corredora online son más expeditos y con menos trámites.

 

Los requisitos generales suelen ser:

  1. Ser mayor de 18 años de edad.
  2. Ser titular de una cuenta bancaria (cuenta corriente, cuenta vista o cuenta de ahorro).
  3. Tener el carnet de identidad chileno vigente.

 

El paso a paso de abertura de una cuenta en bolsa online sigue un proceso más o menos así:

  1. Llenar un formulario solicitud
  2. Enviar copia escaneada de la cédula de identidad (por ambos lados)
  3. Acordar el contrato mediante una firma digital
  4. Vincular la cuenta de inversiones a una cuenta corriente o vista
  5. Activar la cuenta con usuario y contraseña

 

Para conocer cómo abrir una cuenta en Consorcio Corredores de Bolsa en específico, revisa este tutorial.

 

2. Decidir un plan de inversión

Una vez que abres tu cuenta online, puedes empezar a operar. Pero hacerlo sin una estrategia de inversión es similar a dar palos de ciego.

Debes tener claro por qué inviertes y cuáles son tus objetivos. Normalmente, los inversionistas acuden a la bolsa a rentabilizar ingresos extra o capitalizar sus ahorros. Algunos sólo buscan ganancia, otros se apalancan (endeudan) para lograr grandes volúmenes de transacción, mientras que están aquellos inversionista que ven esto como un hobby.

Debes tener claro tu propósito de estar en bolsa y afinar un plan financiero adecuado. Para eso comienza conociendo tu perfil de inversión. Guíate por esta descripción que hace la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), a cargo de regular el mercado de valores chileno.

Hay muchas formas de diseñar un plan de inversión, aunque los siguientes puntos son medulares para toda esta estrategia:

  1. Diversificar. Elegir instrumentos y valores diferentes entre sí, y asignar un porcentaje de inversión según el perfil de inversión (conservador, moderado o agresivo).
  2. Planificar ganancias y pérdidas. Al invertir en Bolsa todo tiene su estrategia, hasta perder dinero. Tu plan debe incluir un rango de mínimos y máximos de ganancias y pérdidas.

 

3. Practicar con una cuenta demo

¿Sientes que te falta práctica? ¿No te atreves a invertir todavía? Una buena forma de poner tu perfil de riesgo y plan de inversión a prueba es usar demos o pruebas temporales de plataformas web de inversión. Toda corredora de bolsa digital tiene uno, e Internet está lleno de simuladores web y apps gratuitas que te permiten “jugar” sin poner un sólo peso.

No obstante, estas simulaciones sólo entregan una versión simplificada de la realidad de transacciones que vivirás si lo haces directamente. Como advierte el artículo de inversiones Investopedia, el simulador de bolsa nunca entregará la misma experiencia que la real. No obstante, ayuda sobre todo a inversionistas en etapa formativa que necesitan trabajar malos hábitos y a aprender a operar con disciplina, como explica Invertir en Bolsa Web.

 

4. Monitorear la inversión

Este paso es tan importante que lo reiteramos. Porque invertir en bolsa con una corredora online traspasa a manos del inversionista toda la responsabilidad de analizar, investigar, armar la estrategia y tomar la decisión de invertir.

Una vez que haces la inversión, también está en ti monitorear cómo se desempeña tu portafolio.

Afortunadamente, las corredoras de bolsa online entregan a sus usuarios herramientas digitales que entregan información real, en línea e inmediata sobre el movimiento de tus valores e instrumentos.

 

Conclusión

Al igual que toda inversión, operar en bolsa conlleva disciplina y método. Seguir estos primeros pasos para comenzar a realizar transacciones a través de una corredora de bolsa online te permitirán iniciar el proceso en buen pie.

 

Para componer tu portafolio de inversiones, sigue siempre estos 3 pasos

perfil de riesgo de inversion

En inversiones es importante entender que no todos los instrumentos son para cualquier ocasión o inversionista. La siguiente guía básica te servirá de apoyo en el proceso de búsqueda del instrumento adecuado para ti, el que dependerá no sólo de tus preferencias, sino también de tus objetivos. A modo de ejemplo, la recomendación de en qué instrumento invertir, dependerá de si necesitas tu dinero en 1 año, como el pie de una casa, o en 30 años, como un ahorro para tu jubilación.

 

Paso 1: Conoce tu perfil de riesgo

 

Para invertir, es importante que elijas correctamente tus instrumentos de inversión según tu nivel de tolerancia al riesgo. Invertir siempre conlleva un riesgo asociado, independientemente del tipo de instrumento de valor que elijas, no existe inversión sin riesgo, por muy bajo que éste sea. 

Por eso es muy importante que conozcas cuál es tu perfil de riesgo como inversionista. El conocimiento de tu perfil te permite seleccionar bien los componentes de tu portafolio y seguir una estrategia adecuada a tu tolerancia al riesgo. En la jerga de inversiones esto se denomina “apetito por riesgo”, el que debe tener directa relación con la rentabilidad esperada que un inversionista desearía obtener. Un mayor retorno conlleva siempre un mayor riesgo y es por esta razón que es muy importante conocer tu grado de “apetito por riesgo” para que tu experiencia invirtiendo sea la adecuada. 

Existen varias maneras para conocer tu perfil de riesgo y en el blog “Conoce tu Perfil de Riesgo” te contamos una manera de conocerlo. 

Una vez identificado tu perfil de riesgo, el siguiente paso es conocer las distintas categorías de instrumentos y sus respectivos riesgos asociados.

 

Paso 2: Conoce los productos disponibles y sus riesgos asociados

 

Para invertir, es también muy importante conocer los productos disponibles y qué hay detrás de cada uno. Como regla general, si no entiendes el producto, no inviertas.

Existen una variedad de productos financieros desde los menos riesgosos como los instrumentos de renta fija, hasta los más riesgosos y sofisticados como las opciones sobre instrumentos financieros.

En el blog “Conoce los Principales Productos Financieros Disponibles” te damos una guía básica con lo disponible en el mercado local e internacional en materia de inversiones.

Paso 3: Conoce el plazo de tu inversión

 

Nunca inviertas sin tener claridad de cuando necesitarás tus ahorros. Además de conocer los productos y tu perfil de riesgo, es fundamental que tengas claridad del horizonte de tu inversión.

Así por ejemplo, puede ser conveniente para una persona muy joven, pero de perfil conservador, invertir en instrumentos algo más riesgosos (como fondos mutuos de renta variable) si requiere ahorrar para su jubilación. Puede no ser conveniente en cambio, para una persona de perfil agresivo, invertir hoy en acciones el pie que necesita para la compra de su casa en 12 meses más.

En la siguiente tabla “Conoce el producto adecuado para perfil de riesgo” te entregamos una guía básica para poder determinar el instrumento adecuado para tu horizonte de inversión dependiendo de tu perfil de riesgo.

 

Portafolio de inversión   Conservador Moderado Balanceado Crecimiento Agresivo
% de Renta Fija   90% a 100%  70% a 90% 50% a 70% 30% a 50% 10% a 30%
% Renta Variable   0% a 10%   10% a 30% 30% a 50% 50% a 70% 70% a 90% 
Producto Tipo de inversión          
Pactos de Retrocompra Renta Fija
Depósitos a Plazo Renta Fija
Administración de Liquidez Renta Fija
Fondos Mutuos Renta Variable
Cuotas Fondos de Inversión Renta Variable    
Acciones Renta Variable      


Conclusión

 

La composición de tu portafolio de inversión dependerá de tres factores:

  • Perfil de tolerancia al riesgo
  • Grado de conocimiento de los productos financieros disponibles
  • Plazo de tu inversión


Para conocer tu perfil de riesgo, puedes utilizar herramientas como una encuesta de perfil de riesgo. Para conocer los productos disponibles, la CMF tiene un portal educativo bastante completo que te servirá como apoyo en tu proceso de búsqueda, conoce más aquí.

Finalmente, fija siempre un objetivo concreto para tu ahorro: estudios universitarios para un hijo, el pie de tu futura casa o bien ahorros para tu jubilación. Utilizando estos 3 pasos estarás bien posicionado para invertir tus ahorros como todo un inversionista.

Por ende, si te inclinas más por proteger tu dinero o generar dinero para ahorro, es posible que optes por instrumentos con rentabilidad conocida, o con un historial de desempeño estable en el tiempo.

Al contrario, si tu perfil es más agresivo, es posible que prefieras valores con alto riesgo asociado debido a la alta rentabilidad que podrían generar. En tanto, si prefieres un portafolio balanceado, con instrumentos de alto y bajo riesgo, es que tu apetito por el riesgo es moderado.

Sea cual sea tu perfil, lo importante es que estudies bien los instrumentos disponibles en el mercado y tomes una decisión informada sobre cuál elegir.

 

La importancia de conocer tu perfil de riesgo para invertir en bolsa

importancia de conocer el perfil de riesgo

Descubre las características que te hacen un inversionista conservador, moderado, balanceado, en crecimiento o agresivo. De esta manera, estarás más preparado a la hora de invertir por primera vez en bolsa. Aquí te explicamos por qué es tan importante que conozcas tu perfil de riesgo.

 

El perfil de riesgo es una característica propia de cada inversionista y dependerá de su tolerancia al riesgo en materia de inversión. Así por ejemplo, una persona puede ser bastante arriesgada a la hora de comportarse en la vida cotidiana practicando deportes de alto riesgo, pero por otro lado ser bastante conservadora a la hora de invertir sus ahorros personales en depósitos a plazo.

 

Otro punto importante además de tu perfil de riesgo, es el plazo de tus inversiones. A esto lo llamaremos tu propósito u objetivo. La combinación de tu perfil de riesgo con tu propósito hace que tus inversiones tengan sentido financiero en términos de riesgo y planificación.

 

¿Cómo se mide el riesgo en materia de inversiones?

 

Antes de explicarte las características de cada perfil de inversionista es importante que entiendas como medir el riesgo de una inversión. En inversiones medimos el riesgo a través de la volatilidad del retorno de los instrumentos financieros. A mayor volatilidad, mayor será el riesgo esperado de tus inversiones. Algunos inversionistas más avanzados prefieren medir el riesgo en función de la correlación de los retornos de sus inversiones con indicadores comparables de mercado o benchmarks, lo que llamamos beta de mercado. De igual forma que la volatilidad, a mayor beta de mercado, mayor será el riesgo de la inversión. Existe mucha literatura relacionada a cómo medir el riesgo de una inversión y toda ella está basada en los primeros estudios de la teoría de Portfolio liderada por Harry Markowitz, estudios que le valieron el premio nobel de Economía en el año 1990.

 

¿Qué tipos de perfil de riesgo existen en materia de inversiones?

 

La Bolsa de Santiago reconoce tres perfiles de inversionistas, sin embargo las personas muchas veces se identifican con más de un tipo de perfil. A continuación te presentamos 5 tipos de perfiles de riesgo muy utilizados en la industria financiera:

  1. Conservador
  2. Moderado
  3. Balanceado
  4. Crecimiento
  5. Agresivo

Los inversionistas que se identifican con los dos primeros perfiles de riesgo, se caracterizan por ser poco tolerantes al riesgo. Ellos prefieren instrumentos que les aseguren cierta rentabilidad pero además les den seguridad, es decir, instrumentos de bajo riesgo. Un inversionista balanceado o en crecimiento mezcla los perfiles conservador y agresivo, siendo capaz de mantenerse entre la cautela y cierto nivel de riesgo, pudiendo ocupar tanto instrumentos de deuda (bonos) como de capitalización (acciones y fondos mutuos, entre otros). El perfil agresivo en cambio, busca mayor rendimiento a costa de la seguridad en el corto plazo, eligiendo de esta manera instrumentos de alto riesgo.

 

¿Cómo saber qué tipo de perfil tienes (o quieres tener)?

 

Según el portal de educación financiera de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), existen diversos factores que influyen en el perfil de los inversionistas:

  • La edad y el tiempo de la inversión
  • Los ingresos percibidos y los que se espera tener
  • Las obligaciones financieras (inciden en la capacidad de ahorro)
  • El patrimonio o respaldo económico
  • La capacidad de ahorro
  • La tolerancia al riesgo
  • Los conocimientos financieros
  • El objetivo detrás de la inversión
  • La rentabilidad o rendimiento de la inversión deseado

Nosotros preferimos separar el perfil de riesgo, que es propio de cada inversionista, del plazo de la inversión, que es propio de un propósito u objetivo concreto. Un ejemplo concreto de la dicotomía perfil de riesgo y plazo es el siguiente: Juan, joven soltero de 30 años con trabajo dependiente, estable y que acaba de recibir una herencia por la trágica muerte de su padre. Pedro, por otro lado, tiene 60 años y está a 5 años de pensionarse.

 

Independiente de los perfiles de riesgo de Juan y Pedro, sus objetivos y la situación por la que atraviesan son muy diferentes. A Juan le quedan muchos años de una promisoria carrera por delante y podría ser recomendable para él invertir parte de la herencia en acciones. Pedro, de perfil históricamente muy agresivo a la hora de invertir, debería pensar en asegurar sus ahorros y prepararse de mejor manera para su jubilación.

 

Esto podemos complejizarlo tanto como queramos si por ejemplo, ahora Juan quisiera invertir todo lo recibido en la herencia recibida para el pie de su primera casa. En este caso, deberíamos recomendar a Juan que invierta en un instrumento de bajo riesgo para no poner en riesgo su objetivo final que es, comprar su primera casa en 6 meses más.

 

Si quieres conocer tu perfil de riesgo, descúbrela con este test online que entrega la misma CMF.

 

En resumen

 

Para que tengas una experiencia óptima invirtiendo y motivarte a tomar decisiones informadas, ten en cuenta siempre tus preferencias y tu propósito invirtiendo. Antes de invertir, conócete y ten claro por qué estas ahorrando.

 

Productos financieros: conoce las opciones que existen para invertir en Chile

 

Productos financieros: conoce las opciones que existen para invertir en Chile

 

¿Ya estás decidido a invertir y además tienes claridad de tu perfil de riesgo como para elegir de mejor manera el producto financiero para ti?

 

Entonces sigue leyendo para saber lo que ofrece el mercado nacional hoy.

 

Como ya te hemos contado en otros blogs, antes de invertir, es elemental que sepas cuál es tu perfil de riesgo, proceso del cual vas a poder obtener el plazo que más se adecúe a tus perspectivas de inversión.

 

El plazo de tus inversiones es un factor decisivo a la hora de hablar de productos financieros disponibles en el mercado, pues no puedes comprometer tu patrimonio sin antes saber cuándo podrías necesitar tus ahorros.

 

Por esto, te presentamos lo que ofrece el mercado chileno, ordenado por plazo sugerido a la hora de invertir (de menor a mayor): ¡Revísalo!

 

Pacto de Retrocompra

 

Como su nombre lo indica, este contrato de compraventa te permite adquirir instrumentos financieros tales como títulos de créditos o renta fija con un compromiso de venta posterior a un precio prefijado, el que incluye ingresos por intereses.

 

Ambas partes -la institución financiera y tú- deben estipular la duración del contrato (que va desde 1 día) y, una vez que este plazo se cumpla, deberás cumplir con tu compromiso de revender los mismos instrumentos financieros a la misma institución. Este tipo de inversión sirve si cuentas con liquidez y no te gusta asumir mucho riesgo. A diferencia de un depósito a plazo, cuentas con un respaldo adicional a la institución financiera. Mientras ésta no te pague, el instrumento financiero que compraste está en tu poder.

 

Depósito a plazo

 

Muchas personas ocupan este producto para ahorrar en el corto y mediano plazo. Un depósito a plazo es un préstamo momentáneo de dinero a una institución financiera a cambio del pago de intereses.

 

Puede tener plazo fijo, renovable o indefinido, lo que significa que el contrato se estipula con una fecha inamovible de cierre -y pago de intereses-, o bien cuenta con la posibilidad de prorrogarse automáticamente por la misma cantidad de días.

 

El plazo mínimo para este tipo de inversión es 7 días para depósitos no reajustables y 90 días para los reajustables. Existen diversos simuladores que te ayudan a calcular los intereses que puedes ganar según las distintas opciones disponibles.

 

Fondos Mutuos

 

También una opción de inversión en el corto y mediano plazo, los Fondos Mutuos se conforman por dineros que aportan personas naturales o jurídicas a un vehículo legal llamado Fondo, el que es administrado por una sociedad administradora. Esta sociedad administradora, también llamada Administradora General de Fondos o AGF, y tiene la responsabilidad de invertir los recursos de sus aportantes en distintos instrumentos financieros con el objeto de conseguir ganancias.

 

Los Fondos Mutuos, a diferencia de activos financieros individuales, invierten recursos en varios instrumentos, facilitando así la diversificación de las inversiones, siendo la AGF la responsable de invertir los recursos de acuerdo a lo que el Reglamento Interno del fondo le permita.

 

Estos instrumentos no tienen rentabilidad asegurada, por lo que es fundamental que te informes previamente, tanto acerca de los tipos de instrumentos en los que cada fondo invierte, como de la sociedad administradora y su capacidad de gestión, monitoreando de forma periódica sus resultados.

 

Existen fondos que administran mucha liquidez y pueden ser rescatados diariamente a un bajo riesgo y fondos de mayor riesgo que son recomendados para plazos de inversión superiores al año.

 

Cuota Fondos de Inversión

 

A diferencia de los Fondos Mutuos, estos instrumentos suelen transarse por Bolsa, permitiendo a sus aportantes vender sus cuotas en el mercado. Estos Fondos también son administrados por una AGF (u otras sociedades legalmente facultadas como las administradoras de Fondos de Inversión).

 

Al igual que los Fondos Mutuos, también los hay de tipo rescatable o no rescatable y sus políticas de inversión también son fijadas por el Reglamento Interno del Fondo, el que debe ser de público conocimiento. Una de las ventajas que cuentan los Fondos de Inversión, es que algunos de ellos cuentan con presencia bursátil, permitiendo a sus aportantes gozar de exención tributaria por la ganancia de capital, siempre y cuando hayan sido vendidos por Bolsa.

 

Acciones

 

Las acciones son una fracción del capital social de una empresa y pueden ser transadas en Bolsa siempre y cuando se trate de una sociedad anónima abierta.

 

Invertir en acciones de sociedades anónimas abiertas no sólo implica tener el derecho de propiedad de una parte de una empresa, sino también tener acceso a instrumentos de inversión de alto riesgo permitiendo a sus dueños rentabilizar sus inversiones de acuerdo al negocio propio de cada empresa. El retorno de estas inversiones proviene de 2 fuentes, i) los dividendos que reparte cada empresa en función de las utilidades generadas, y ii) la ganancia de capital que proviene de las mayores expectativas del mercado respecto de la empresa.

 

Una de las ventajas más relevantes de las acciones de sociedades anónimas abiertas, es la facilidad de comprarlas y venderlas en el mercado a través de una corredora de bolsa, permitiendo acceder a liquidez inmediata en caso de que el inversionista así lo requiera. Para aquellos inversionistas más sofisticados, son también una fuente de financiamiento extra a través de las operaciones llamadas simultáneas, pero eso lo dejamos para otro blog.

 

Debido a que el valor de las acciones suele fluctuar mucho, este tipo de inversiones es recomendada para aquellos inversionistas que tienen una alta tolerancia al riesgo y que pueden sostener pérdidas en el corto plazo con tal de obtener rentabilidades de largo plazo que suelen ser mayores que en otros instrumentos financieros.

 

Algo que tienes que tener muy claro a la hora de invertir en este tipo de instrumentos es que a diferencia de los Fondos Mutuos o de Inversión, la diversificación debes hacerla tú y evitar a toda costa invertir todos tus ahorros en muy pocas acciones. Como regla fácil, si estás buscando diversificar, invierte siempre en distintas industrias y al menos en 10 acciones.

 

Algunas acciones también pueden tener presencia bursátil, permitiendo a sus accionistas gozar de exención tributaria por la ganancia de capital, siempre y cuando hayan sido vendidas por Bolsa.

 

Conclusión

 

Como habrás podido darte cuenta, el horizonte de inversión es fundamental en el ámbito financiero, ya que puedes invertir tu dinero desde productos muy líquidos y de muy corto plazo, hasta productos menos líquidos y recomendados para plazos de inversión más elevados.

 

Si quieres conocer más productos, te invitamos a conocerlos en el siguiente link de la Comisión para el Mercado Financiero.


Para terminar

 

Todos quienes quieran invertir en bolsa pueden abrir una cuenta con una corredora online. Tan sólo necesitan una conexión a Internet estable, un dispositivo digital para gestionar sus inversiones, y fondos suficientes.

 

Es importante que quienes elijan esta modalidad de inversión conozcan su perfil de riesgo y manejan la terminología bursátil, lo que les facilita más la gestión de su portafolio.

 

Asimismo, el inversionista que ocupa una corredora de bolsa online tiene el control en sus manos. Por ende, la responsabilidad así como las decisiones de inversión son suyas.